Eugenio Ibarzabal

YA ESTA BIEN. Diario de Noviembre

Posted by on Nov 28 2015, in Sin categoría

“Sabino Arana, Angel o demonio”, es un libro de José Luis Granja. Mostrado como racista, falsificador de la historia, radical, mal estudiante, engreído, machista, integrista religioso, fanático y dominante; un verdadero demonio. Y sus seguidores, seres embobados que lo veneran como un nuevo Jesucristo, un auténtico ángel. Un lector ajeno tiene que pensar: ¿y cómo es que alguien pudo seguirlo?… La única respuesta del libro es porque también eran demonios o, en el mejor de los casos, bobos. Dicho de otro modo, el poso que queda del libro es que el nacionalismo vasco es una locura, inventada por un loco al que siguieron otros que, a su vez, no estaban menos locos que él.

Empero, a ese mismo lector le extrañará observar que a semejante “demonio” le reconocieron liberales, moderados, gentes intelectualmente sólidas, hombres y mujeres, creyentes y no creyentes, nacidos en el país y llegados de fuera… O que pudo contar entre sus seguidores con gentes de la talla intelectual y moral de Agirre, Irujo o Ajuriagerra, respetados por todos.

El autor concluye diciendo que el PNV “sigue siendo aranista, por que nunca ha celebrado el equivalente al Congreso de Bad-Godesberg, en el que el Partido Socialdemócrata alemán aprobó la supresión del marxismo como base ideológica”. En consecuencia “el PNV sigue rindiendo culto a Sabino”, lo que implica que sus seguidores siguen siendo tan bobos y continúan estando tan locos como los anteriores; no sé si piensa que son también demonios.

La locura, la maldad y la estulticia son una explicación de poco recorrido para entender cómo un hombre con tan solo diez años de trabajo, llegó a tener, a pesar de prohibiciones y dictaduras, tal influencia posterior. La respuesta ha de pasar, inevitablemente, por algo más profundo. ¿Cuál?… El autor no dice nada al respecto.

Soy, al igual que otros muchos, de los que dejaron al margen exabruptos, insultos, equivocaciones y falsedades del pensamiento sabiniano (que era un genio de la propaganda, como ya indicara Mitxelena), y se quedaron con su entrega, la trayectoria democrática del partido que fundó, su rechazo de la violencia, el impulso al euskera, la formulación de ideas y creación de símbolos que han perdurado hasta la actualidad y que han terminado por ser aceptados, así como por una razón moral: sus seguidores no han tenido que reconocer jamás acción alguna de su fundador de la cual sentirse avergonzados. Si Sabino estaba loco, ¿cómo es que no cometió acto de locura alguna?…

No vamos a recordar “perlas” de Unamuno o Baroja. Nos quedamos con la valentía de su discurso final y el disfrute de sus obras.

Informe sobre Terrorismo.

Los historiadores a los que se ha encargado el Informe sobre el terrorismo y las víctimas en Euskadi no han empezado aún su trabajo pero se aprecia ya ideología en sus manifestaciones. El estudio comienza en 1968. ¿Por qué en esa fecha?… ¿Es que acaso la violencia en Euskadi comienza ese año?…

Nos encontramos con explicaciones que parecen premisas ideológicas: “creemos que hablar de conflicto es insostenible”… “Se está produciendo una ofensiva por parte de la izquierda abertzale de carácter mediático a través de una literatura militante que busca blanquear el pasado”… “Los historiadores tenemos una visión global de lo que ha sido la violencia en Euskadi y su relación con el resto de España que desmonta completamente esa teoría”… ¿Qué historiadores?… ¿Qué visión global?… ¿Dónde se ha plasmado?… ¿Se trata de un informe contra la izquierda abertzale?… ¿Estamos, pues, de nuevo, ante un combate ideológico?…

“Para la configuración de dos bandos se debe esclarecer cómo se organiza y vertebra cada uno de ellos. En este caso, uno lo tenemos claro, el otro es el que faltaría por definir”… ¿Claro significa que uno es ETA y que el otro está por definir?… ¿La existencia del franquismo hasta las primeras elecciones democráticas en España es un dato a incluir, analizar y tener en cuenta?… ¿Las barbaridades del franquismo de aquella época ayudan a entender –no he dicho justificar– algo?… El 14 de Octubre del año 1977 se produjo una amnistía. ¿Existe un antes y un después?… ¿Van a ser examinados y plasmados hechos anteriores?… ¿Todos?…

“El sufrimiento no justifica la condición de víctima, lo que lo hace es la acción directa”… ¿Significa que si no se ha ido a por ellos, ya no pueden ser consideradas víctimas?… ¿Son estos historiadores los encargados de decidir quiénes han sido víctimas y quiénes no?…
“Los historiadores tenemos las herramientas que nos permiten elaborar una tesis final sobre lo ocurrido más allá de empatías”… ¿Tesis final de qué?… ¿No así sociólogos, psicólogos, antropólogos, juristas, moralistas o politólogos?…

Recuerdo a Pilar Manjón ante la Comisión de Investigación del 11 M: “Han hablado de Vds, solo de Vds”… “Utilizan a las víctimas para el desprestigio ajeno”… “Todas las víctimas son víctimas”…”No utilicen ni aquí ni en ningún otro contexto el dolor de las víctimas”… “No lo utilicen como bandera de su propia causa”… “Reconozcan que todos los sufrimientos tienen la misma legitimidad moral”…”Abandonen el discurso de que quienes no están con nosotros está con ellos”…”Las víctimas no entendemos de posicionamientos políticos; solo somos víctimas”… “Que no nos manipulen, que no nos usen”…

Autocrítica.

A finales de los años setenta y comienzos de los ochenta, se editó una revista que desde el entorno del nacionalismo vasco quiso hacer autocrítica. Se llamaba “Muga”. Pero no se vio acompañada de autocrítica alguna por parte de otros. Se quedó sola. Si algo me hace ser pesimista es observar que aún hoy algunos siguen pensando, como el ministro Alonso, que los otros no son de fiar, y continúan por su parte sin efectuar autocrítica alguna.

La autocrítica es cosa que tienen que hacer, pues, los demás. Antonio Basagoiti llegó a decir de Arana que “fue un hombre que nunca debió nacer”… Jamás me atrevería a decir esto de nadie. ¿Cree el ministro Alonso que esos otros tienen razones para fiarse de la derecha española?… ¿Cuándo vamos a dejar de ampararnos en pretendidos recelos, agravios y prejuicios ideológicos para mirarnos a la cara, desembarazarnos de ellos, unos y otros, y dar, por fin, los pasos que hay que dar?… Aunque solo sea en privado.

En otros lugares lo hacen, muy a pesar de la gravedad de los hechos. En el Reino Unido la policía ha detenido recientemente a un soldado acusado de la matanza conocida como “Domingo sangriento”, el 30 de Enero de 1972, es decir, 43 años después. Cameron pidió en 2010 perdón en nombre del Estado por lo que ese día sucedió. Además de ETA, ¿hay alguien más que debería también pedir perdón en este país?… Ya está bien.

Cansado de políticos que “utilizan” la ley, de la “inseguridad jurídica” de juristas, de historiadores que se fijan en las citas y los hechos “que prefieren”, de obispos que “juzgan y condenan”. Combates ideológicos, repetitivos y estériles, que no hacen sino reabrir heridas, duelen, sangran y tardan en cicatrizar. Ahondar en ellas es fácil; lo difícil es sanar. Ha existido franquismo, resistencia, tortura sistemática (sin la cual no se entiende nada), terrorismo y, a lo largo y ancho de estos años, un sufrimiento enorme, constante e inclasificable.

“Amama”.

Aunque le falta algo para ser tan redonda como “Loreak”, refleja sentimientos, muestra personajes reales, hace al espectador abandonarse en la bruma y dejarse llevar. Contemplo actorazos. El director ya hizo en su momento un documental extraordinario, “Bertsolari”, que debiera mostrarse siempre que se hable de innovación. En el fondo de la película, la incomunicación, uno de los signos de nuestro tiempo.

Observo nuevas generaciones de creadores con vida, talento, ideas, ilusión, que hablan de otras cosas, de otra manera y, sobre todo, las muestran sin nuestros prejuicios ideológicos. Tendrán otros. Ojalá que no sean tan estériles como los nuestros.

Salí confiado y contento.

Reply

9 + quince =