Eugenio Ibarzabal

¿Y si dejáramos las ideologías, por una vez, al lado?… Diario de Mayo.

Posted by on May 30 2015, in Sin categoría

Cuando un partido político no obtiene los resultados apetecidos la culpa es de la comunicación. Bildu ha creado un culpable más: el ritmo. Creo, por el contrario, que algunos electores le han dicho dos cosas: que “es la economía, no la ideología”, y que, al tocar poder, les han visto asomar una patita autoritaria que no les ha gustado nada. La izquierda abertzale, cabe recordar, ha obtenido sus éxitos electorales históricos unidos a la imagen de moderación y/o al sufrir ataques. Esta vez no era el caso.
El domingo había mucho en juego. Algunas empresas podían haber dicho “hasta aquí hemos llegado”. Por el momento no lo harán. Queda aún por saber si este país generará un clima favorable a la pequeña empresa (no tanto a empresarios y/o trabajadores, que es cosa diferente), uno de nuestros signos de identidad, guste o no a algunos, dados los prejuicios ideológicos existentes.
Lo único a destacar en el éxito de Maroto es cómo el resto de partidos, lejos de objetivar y recuperar ese debate (cosa que pedimos inútilmente hace meses desde aquí), le ha hecho la campaña al responder con lo “políticamente correcto”, es decir, con ideología. Por cierto, ya sin terrorismo, ¿el PP tiene hoy alguna bandera, que no sea ideológica, que ofrecer?…
En todo caso, nuestro pequeño país parece ahora una balsa de aceite.
Lo de Podemos… Bildu no ha sido, en buena parte, cosa diferente. He trabajado con Manuela Carmena. La observo con cariño. Por una parte me da pavor todo lo que significa la improvisación en manos de personas que, con su mejor intención, se alimentan sólo de lo ideológico y que, con demasiada frecuencia, piensan que no hay vida más allá de la administración, con esa animadversión contra lo privado, cuando ellos no son sino la demostración de que, más allá de lo público, también SE PUEDE. ¿O es que ellos son el fruto de las conspiraciones que parecen advertir en los demás?… ¿Por qué hemos de confiar en ellos, mientras ellos parecen desconfiar de todo lo que decimos y hacemos los demás?… Y por otra parte me digo: algo tiene que cambiar. No se puede seguir así. Han llegado hasta aquí. Démosles, pues, una oportunidad… Eso sí, controlada, que es lo que falló en Gipuzkoa. Medicina alternativa.
Navarra es una oportunidad para evitar gobernar saltando de una ideología a otra. Las dos Comunidades, por mucho que UPN lo haya negado por razones ideológicas, necesitan colaborar: Falta dimensión y acechan peligros comunes, por ejemplo los ataques contra el Concierto y el Convenio. ¿Qué van a hacer y qué no van a hacer para evitar que UPN vuelva a gobernar veinte años más?… Sobra ideología, en unos y en otros. La culpa no es, en ocasiones, del sistema, sino de lo que nuestras ideologías hacen con el sistema.

Comments

  • ana rosa

    Yo también creo que la medicina alternativa es MUY necesaria. Hay que darles un voto de confianza bien controlado y con eso esperemos que DE VERDAD algo empiece a cambiar. El tema Navarra OK
    Gracias por tus comentarios que para los que estamos en la distancia nos ayuda a seguir la actualidad.
    Porque sin violencia parece que Euskadi no interesa informativamente en el resto del Estado.
    Un abraxo

Trackbacks and Pingbacks


Reply

dos + 18 =