Eugenio Ibarzabal

Pensando en Hillary

Posted by on Jun 09 2008, in Sin categoría

Comenzamos a trabajar varios proyectos de innovación con empresas. Una es Kulturbide SL. Se dedican a cosas que es la primera vez que tocamos, como son los Deportes de Aventura, entre otras cosas. Y si además de nuevo, te encuentras con gente joven y animosa, la verdad es que uno no sabe bien si les ayudas a ellos o más bien son ellos los que le ayudan a uno, contagiándonos su entusiasmo. Un verdadero placer.

Hace tiempo que no compro periódicos durante la semana, salvo excepciones. Sin embargo me gusta leerlos mientras como sólo en mi restaurante preferido, un vegetariano. Un consejo es leerlos, si se leen, al mediodía, o mejor incluso a la noche, para comprobar que si por la mañana parece que se cae el mundo al leer algunos titulares, a lo largo del día el mundo no solo se sostiene sino que incluso no parecen afectarle mucho algunas de las calamidades con las que algunos medios nos deleitan cada día. Pero si no se leen, tampoco pasa nada. A las pruebas me remito. En todo caso, es tal la sensación de que la irresponsabilidad y el egoísmo se han adueñado de nosotros, que a veces no leer prensa es simplemente decir NO y resistir al desánimo y a la desolación.

Estamos terminando el Plan Estratégico de Irun, y me está llamando la atención la serenidad de los equipos. Si se ofrece un sistema de trabajo, la gente nos encontramos cómodos. Opinamos, observamos otros comentarios, algunas veces incluso cambiamos de opinión y aprendemos de los demás, se llega a gusto a una opinión mayoritaria y se sigue adelante. Sensación de que hemos aprovechado la tarde. A veces hay que ser un poco tosco por parte del facilitador para cumplir los horarios, pero hasta esto creo que nos gusta: salir a la hora con los deberes hechos.

Esta semana me he acordado mucho de Hillary Clinton. He recordado cómo algunos dijeron que iba a ganar y por qué, y cómo esos mismos han justificado que haya perdido y por qué. Nada que ver lo uno con lo otro. ¿En el fondo, no es un triunfo que haya perdido ante alguien que representa un grupo todavía más marginal?… Y ahora todo el debate, en apariencia, se ha convertido en cómo encontrarle una salida personal. Imagino su sufrimiento de orgullo herido. Le deseo lo mejor. Pero la vida nos ha demostrado también, una vez más, que no todo está ganado o perdido de antemano. Es por eso que me agrada lo ocurrido con Obama; por eso, y porque muchos jóvenes negros no van a tener excusas para poder decir que no tienen futuro. En este sentido, el triunfo de Obama es ejemplar.

Ha muerto Pierre Fougeyrollas. Si ya sé que no lo conocen. Pero yo sí: fue un autor que me sirvió de introducción al marxismo, cuando era joven. Felizmente, lo ponía en cuestión. Pero mi sorpresa ha sido grande al ver la evolución ideológica de este hombre: desde el cristianismo, pasando por el marxismo, renegando de él, luego la defensa de la negritud y finalmente volviendo a un cierto comunismo final. ¿Cuando uno pasa por cinco o seis sitios diferentes, cómo puede seguir aún pontificando?…

Como con una amiga, que me cuenta cómo ha perdonado la infidelidad de su marido, y me quedo aún más admirado de ella. Pero lo que más me llama la atención es observar que, al perdonar, se ha liberado del dolor que padecía. ¿No será que perdonar, lejos de ser la muestra mayor de entrega, sacrificio y olvido de uno mismo, es la cosa más racional y práctica que se puede hacer para sobrevivir en este mundo miserable y mezquino?… Alguien dijo que “lo moral es lo conveniente”. Supongo que se refería a eso. Era un hombre que sabía de lo que hablaba. Era Marco Aurelio.

Reply

3 × 3 =