Eugenio Ibarzabal

Desde Roma

Posted by on Jun 16 2008, in Sin categoría

Aprovechando un descanso en Madrid, me veo la muestra “Los Horrores de la Guerra”, de Goya. Me gusta mucho la pintura, y de siempre he tenido más pasión por Velazquez y por Rembrandt. Pero ya no. Tengo la impresión de que Goya lo captó todo, se enteró de todo y se atrevió a ir hasta el final. Nos mostró tal y como somos. Nos retrató a todos, o al menos, como podemos llegar a ser todos, los unos y los otros. Es como si nos mostrara un espejo. Se aprende más en una visita a esta colección que leyendo decenas de libros memorables. Por favor, si tienen la oportunidad, no se lo pierdan.

Entrevistas con dos buenas empresarias. Lo han conseguido todo: ser eficaces, humanas y femeninas. Aprendo. Insistencia en hacer bien lo primero, dejar los marcos claros desde el principio, focalizar en lo que toca en lugar de en lo que gusta, explicar lo que se cree sin miedo y mantener siempre los acuerdos. Funciona: no hay más que ver sus empresas.

Asisto a un acto de presentación de la memoria de una compañía. Acuden representantes institucionales. Discursos. Me pueden gustar, inspirar y entretener unos más que otros. Hasta ahí no hay problema. Lo que me pregunto es porqué, en algún caso, se hacen referencias chistosas y de mal gusto en relación con Dios. Se puede creer o se puede no creer. Nos toca respetar. También toca respetar la fe de los creyentes. De la misma manera que no tenemos porqué aceptar bromas de mal gusto sobre la mujer, los homosexuales, las culturas de personas de otras razas o ideologías diferentes a la nuestra, me parece que lo mismo debería ocurrir sobre las creencias religiosas. Será tal vez una minoría más; de acuerdo. Pero eso no impide dar por supuesto que todos los miembros de la sala piensan como uno y poder decir lo que venga en gana. Es una opinión más. En este caso, la mía.

Escribo desde Roma, donde estoy escribiendo, paseando y comiendo bien. Había olvidado el maravilloso olor del jazmín. Por cierto, no olviden este restaurante si se animan a venir un día por aquí: “Nino”, Vía Borgognona 11. Muy cerca de la Plaza de España. Un auténtico placer. Volveré a casa con una conferencia y un seminario nuevo. “Volver a empezar” se convertirá en un seminario a partir de Septiembre, y un adelanto será la conferencia en Urkide del próximo miércoles 18.

La mar de bien.

Reply

veinte − cuatro =